Archivos de la categoría La Religión Demostrada

Dios Existe (3)

P. A. Hillaire – La Religión Demostrada

PRIMERA VERDAD
DIOS EXISTE
(TERCERA PARTE)

(leer segunda parte)

3. La existencia del hombre, inteligente y libre

9. ¿Podemos demostrar particularmente la existencia de Dios, por la existencia del hombre?

Sí; por la existencia del hombre, inteligente y libre, llegamos a deducir la existencia de Dios, pues no hay efecto sin causa capaz de producirlo.

Un ser que piensa, reflexiona, raciocina y quiere, no puede provenir sino de una causa inteligente y creadora; y como esa causa inteligente y creadora es Dios, síguese que la existencia del hombre demuestra la existencia de Dios. Podemos decir por consiguiente: Yo pienso, luego existo, luego existe Dios.

Sigue leyendo

Dios Existe (2)

P. A. Hillaire – La Religión Demostrada

PRIMERA VERDAD
DIOS EXISTE
(SEGUNDA PARTE)

(leer primera parte)

2. Movimiento, orden y vida de los seres creados

5. ¿Puede demostrarse la existencia de Dios, por el movimiento de los seres creados?

Sí, porque no hay movimiento sin motor, es decir, sin alguna causa que lo produzca. Ahora bien, cuanto existe en el mundo, obedece a algún movimiento que tiene que ser producido por algún motor. Y como no es posible que exista realmente una serie infinita de motores, dependientes el uno del otro, preciso es que lleguemos a un primer motor, eterno y necesario, causa primera del movimiento de todos los demás. A ese primer motor le llamamos Dios.

Sigue leyendo

Dios Existe (1)

P. A. Hillaire – La Religión Demostrada

PRIMERA VERDAD
DIOS EXISTE

Existe un Dios supremo y eterno, creador y conservador del universo

 

1. ¿Cuál es la verdad primera, que ningún hombre debe ignorar?

La existencia de Dios, es decir, de un Ser eterno, necesario e infinitamente perfecto, Creador de cielos y tierra, absoluto Señor de todas las cosas, a las que Él gobierna con su Providencia. Esta es la verdad fundamental, sobre la que descansa el edificio augusto de la religión, de la moral, de la familia y de todo el orden social.

Sigue leyendo