Martirologio Romano (1956): 30 de Noviembre

Martirologio Romano (1956)
30 de Noviembre

SAN ANDRÉS, Apóstol

  1. En Patras de Acaya, el triunfo de san Andrés Apóstol, que predicó el sagrado Evangelio de Cristo en Tracia y Escitia. Preso por el Procónsul Egea fue primero encerrado en una cárcel; luego, azotado cruelísimamente y, por último, clavado en una cruz, sobrevivió en ella dos días, enseñando al pueblo; y habiendo rogado al Señor no permitiese que le quitaran de ella, cercóle un gran resplandor del cielo, y al desaparecer poco después, entregó su espíritu.
  2. En Roma, el martirio de los santos Cástulo y Euprepes.
  3. En Constantinopla, santa Maura, Virgen y Mártir.
  4. Igualmente santa Justina, Virgen y Mártir.
  5. En Roma, san Constancio, Confesor, que, resistiendo varonilmente a los Pelagianos, sufrió de aquella secta muchas persecuciones, que le asociaron a los santos Confesores.
  6. En Santonge de Francia, san Troyano, Obispo, varón de gran santidad, que, sepultado en la tierra, manifiesta con sus muchos milagros que vive en el cielo.
  7. En Palestina, san Zósimo, Confesor, que en tiempo del Emperador Justino fue insigne en santidad y milagros.

Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.
R. Deo Gratias.

Martirologio Romano (1956): 29 de Noviembre

Martirologio Romano (1956)
29 de Noviembre

  1. En Roma, en la vía Salaria, el triunfo de los santos Mártires Saturnino, anciano, y Sisinio, Diácono, en el imperio de Maximiano; a los cuales, después de maltratarlos con larga prisión, ordenó el Prefecto de la ciudad suspender en el potro, estirar con nervios, azotar con palos y escorpiones, aplicar teas encendidas y, bajándolos del ecúleo, degollarlos.
  2. En Tolosa de Francia, san Saturnino, Obispo, el cual, en tiempo de Decio, fue detenido por los Paganos en el Capitolio de aquella ciudad, y precipitado desde lo más alto de aquel alcázar por toda la gradería; con que rota la cabeza, saltados los sesos y destrozado todo el cuerpo, entregó su digna alma a Cristo.
  3. Igualmente, el suplicio de los santos Paramón y trescientos setenta y cinco Compañeros, en tiempo del Emperador Decio y del Presidente Aquilino.
  4. En Ancira de Galacia, san Filomeno, Mártir, el cual, en la persecución del Emperador Aureliano, siendo Presidente Félix, probado con el fuego, taladrados con clavos pies y manos, y últimamente la cabeza, consumó el martirio.
  5. En Véroli de los Hérnicos, los santos Mártires Blas y Demetrio.
  6. En Todi de Umbría, santa Iluminada, Virgen.

Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.
R. Deo Gratias.

Martirologio Romano (1956): 28 de Noviembre

Martirologio Romano (1956)
28 de Noviembre

  1. En Corinto, el triunfo de san Sóstenes, uno de los discípulos de san Pablo, de quien hace mención el mismo Apóstol, escribiendo a los Corintios. Sóstenes, de príncipe de la Sinagoga, convertido a Cristo, cruelmente azotado en presencia del Procónsul Galión, consagró con excelente principio las primicias de su fe.
  2. En Roma, san Rufo, a quien con toda su familia Diocleciano hizo Mártir de Cristo.
  3. En África, los santos Mártires Papiniano y Mansueto, Obispos, que en la persecución Vandálica, reinando Genserico Arriano, por la defensa de la fe católica, quemado todo el cuerpo con láminas de hierro candente, consumaron un glorioso combate. Entonces también otros nueve santos Obispos, a saber: Valeriano, Urbano, Crescente, Eustaquio, Cresconio, Crescenciano, Félix, Hortulano y Florenciano, condenados al destierro, terminaron el curso de su vida.
  4. SAN ESTEBAN EL JOVEN, Mártir

  5. En Constantinopla, los santos Mártires Esteban el Joven, Basilio, Pedro, Andrés y otros trescientos treinta y nueve compañeros Monjes, que, en tiempo de Constantino Coprónimo, por el culto de las sagradas Imágenes, atormentados con varios suplicios, confirmaron la verdad católica con el derramamiento de su sangre.
  6. En Nápoles de Campania, la feliz muerte de Santiago de la Marca, Sacerdote de la Orden de Menores y Confesor, esclarecido por la aspereza de vida, predicación apostólica y por muchas legaciones desempeñadas en pro de la religión Católica; a quien el sumo Pontífice Benedicto XIII puso en el catálogo de los Santos.

Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.
R. Deo Gratias.

Martirologio Romano (1956): 27 de Noviembre

Martirologio Romano (1956)
27 de Noviembre

  1. En Antioquía, los santos Mártires Basileo, Obispo, Auxilio y Saturnino.
  2. En Sebaste de Armenia, los santos Mártires Hirenarco, Acacio, Presbítero, y siete mujeres. Por la constancia de ellas, movido Hirenarco, se convirtió a Cristo, y en el imperio de Diocleciano y presidencia de Máximo, juntamente con Acacio, fue degollado.
  3. A orillas del río Cea, en Galicia, los santos Facundo y Primitivo, que padecieron bajo el poder del Presidente Ático.
  4. En Persia, Santiago el Interciso, esclarecido Mártir, que en tiempo de Teodosio el Menor, por congraciarse con el Rey Isdegerdes, negó a Cristo; pero apartándose por esta causa de su compañía su madre y su mujer, vuelto en sí, delante de Vararán, hijo y sucesor de Isdegerdes, confesó intrépidamente que era Cristiano; por lo cual, lleno de cólera el Rey, le sentenció a muerte y mandó cortarle el cuerpo miembro a miembro y decapitarle. Al mismo tiempo, y en la misma ciudad, padecieron otros innumerables Mártires.
  5. En Aquilea, san Valeriano, Obispo.
  6. En Riez de Francia, san Máximo, Obispo y Confesor, el cual, dotado desde su primera edad del atractivo de todas las virtudes, fue primerarmente Prelado del monasterio de Lerins, y después Obispo de la Iglesia de Riez, y resplandeció con prodigios y milagros.
  7. En Salzburgo de Nórica, san Virgilio, Obispo y Apóstol de los Carintios, que por el Sumo Pontífice Gregorio IX fue puesto en el número de los Santos.
  8. En la India, en los confines de Persia, los santos Barlaán y Josafat, cuyas admirables hazañas escribió san Juan Damásceno.
  9. En París, el tránsito de san Severino, Monje y Solitario.

Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.
R. Deo Gratias.

Martirologio Romano (1956): 26 de Noviembre

Martirologio Romano (1956)
26 de Noviembre

  1. En Fabriano del Piceno, san Silvestre, Abad, Fundador de la Congregación de los Monjes Silvestrinos.
  2. En Alejandría, el tránsito de san Pedro, Obispo de la misma cuidad, y Mártir, que estando adornado de todas las virtudes, allí mismo, por orden de Galerio Maximiano, fue decapitado.
  3. Padecieron también en Alejandría, durante la misma persecución, los santos Mártires Fausto, Presbítero, Didio y Anmonio; asimismo, cuatro Obispos de Egipto, a saber: Fileas, Esiquio, Pacomio y Teodoro, con otros seiscientos sesenta, a quienes la espada de la persecución elevó a los cielos.
  4. En la granja llamada Frátta, en: el territorio de Rovigo, san Belino, Obispo de Padua y Mártir, que, por defender con tesón los derechos de la Iglesia, acometido cruelmente de los asesinos y acribillado de heridas, entregó su espíritu.
  5. En Nicomedia, san Marcelo, Presbítero, que, en tiempo de Constancio, precipitado de una roca por los Arrianos, murió Mártir.
  6. En Roma, san Siricio, Papa y Confesor, preclaro en doctrina, piedad y celo de la religión, el cual condeno a varios herejes, y, con muy saludables decretos, renovó la disciplina eclesiástica.
  7. En Autún, San Amador, Obispo.
  8. En Constanza de Alemania, san Conrado, Obispo.
  9. En Roma, san Leonardo de Puerto Mauricio, Sacerdote de la Orden de Menores y Confesor, señalado por el celo de las almas y sus misiones por Italia, a quien canonizó el Sumo Pontífice Pío IX; y el Papa Pío XI eligió y constituyó celestial Patrono de los Sacerdotes que se dedican a las sagradas Misiones del pueblo en las regiones católicas de todo el mundo.
  10. En territorio de Reims, el tránsito de san Básolo, Confesor.
  11. En Adrianópolis de Paflagonia, san Estiliano, Anacoreta, esclarecido en milagros.
  12. En la Armenia, san Nicón, Monje.

Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.
R. Deo Gratias.

Martirologio Romano (1956): 24 de Noviembre

Martirologio Romano (1956)
24 de Noviembre

SAN JUAN DE LA CRUZ, Confesor y Doctor de la Iglesia

  1. San Juan de la Cruz, Presbítero, Confesor y Doctor de la Iglesia. compañero de santa Teresa en la reforma de los Carmelitas; de cuya muerte se hace mención el 14 de Diciembre.
  2. El mismo día, el triunfo de san Crisógono, Mártir, el cual, después de prolongadas prisiones y cárceles sufridas por confesar constantísimamente a Cristo, de orden de Diocleciano fue conducido a Aquilea, y finalmente, cortada la cabeza y arrojado al mar, consumó el martirio.
  3. En Roma, san Crescenciano, Mártir, de quien se hace mención en el martirio de san Marcelo Papa.
  4. En Corinto, san Alejandro, Mártir, que en tiempo de Juliano Apóstata y del Presidente Salustio, combatió por la fe de Cristo hasta la muerte.
  5. En Perusa, san Felicísimo, Mártir.
  6. En Ameria de Umbría, santa Fermina, Virgen y Mártir, la cual, en la persecución del Emperador Diocleciano, después de varios tormentos, suspendida y quemada con hachas encendidas, entregó su inmaculado espíritu a Dios.
  7. En Córdoba de España, las santas Vírgenes y Mártires Flora y María, que en la persecución Arábiga, al cabo de una larga prisión, fueron pasadas a cuchillo.
  8. En Milán, san Protasio, Obispo, que en el Concilio Sardicense, delante del Emperador Constante, defendió la causa de san Atanasio, y habiendo pasado muchos trabajos por la Iglesia que se le había confiado y por la religión, finalmente pasó a gozar de Dios.
  9. En el territorio de Auvernia, san Ponciano, Abad, que reinando Teodorico resplandeció en milagros. De él tomó su nombre, así el monasterio que el Santo gobernó, como el pueblo que más tarde se levantó en aquel lugar.
  10. En Blaye de Francia, san Román, Presbítero, cuya santidad es atestiguada por la gloria de los milagros.

Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.
R. Deo Gratias.

Martirologio Romano (1956): 23 de Noviembre

Martirologio Romano (1956)
23 de Noviembre

SAN CLEMENTE, Papa y Mártir

  1. El triunfo de san Clemente I, Papa y Mártir, el tercero que gobernó la Iglesia después de san Pedro; y en la persecución de Trajano desterrado al Quersoneso, allí, atada una ancla al cuello y precipitado en el mar, fue coronado del martirio. Su cuerpo en tiempo del Papa Adriano II, trasladado a Roma por los santos hermanos Cirilo y Metodio, fue honoríficamente colocado en una Iglesia que ya antes había sido edificada a su nombre.
  2. En Roma, santa Felícitas, Mártir, madre de siete hijos Mártires, la cual, después de ellos, de orden del Emperador Marco Antonino, por la fe de Cristo, fue degollada.
  3. En Cícico del Helesponto, san Sisinio, Mártir, que en la persecución del Emperador Diocleciano, al cabo de muchos tormentos, fue pasado a cuchillo.
  4. En Mérida de España, santa Lucrecia, Virgen y Mártir, la cual en la misma persecución, siendo Presidente Daciano consumó el martirio.
  5. En Iconio de Licaonia, san Anfiloquio, Obispo, que fue compañero en el yermo de los santos Basilio y Gregorio Nacianceno y su colega en el Episcopado; y finalmente, después de muchos combates sostenidos por la fe católica, ilustre en santidad y doctrina descansó en paz
  6. En Girgenti, la bienaventurada muerte de san Gregorio, Obispo
  7. En el pueblo de Hasbain, en Bélgica, san Trudón, Presbítero y confesor, con cuyo nombre se llamó después, así el monasterio levantado allí por el mismo Santo en sus posesiones, como el pueblo que poco a poco se formó en aquel lugar.

Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.
R. Deo Gratias.

Martirologio Romano (1956): 22 de Noviembre

Martirologio Romano (1956)
22 de Noviembre

SANTA CECILIA, Virgen y Mártir

  1. Santa Cecilia, Virgen y Mártir, que, hermoseada con la púrpura de su sangre, pasó al celestial Esposo el día 16 de Septiembre.
  2. En Colosos de Frigia, los santos Filemón y Afías, discípulosde san Pablo; los cuales, en tiempo de Nerón, habiendo invadido los Gentiles la Iglesia en la fiesta de Diana, huyendo los demás, fueron ambos detenidos y azotados de orden del Presidente Artocles; luego, metidos en una hoya hasta la cintura, murieron apedreados.
  3. En Roma, San Mauro, Mártir, que habiendo llegado de África a los sepulcros de los Apóstoles, siendo Emperador Numeriano y Celerino Prefecto de la ciudad, combatió por la fe.
  4. En Antioquía de Pisidia, el martirio de los santos Marcos y Esteban, en tiempo del Emperador Diocleciano.
  5. En Autún, san Pragmacio, Obispo y Confesor.

Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.
R. Deo Gratias.

Entrega

¡Bendito seas, Dios crucificado,
hombre de mil dolores, Jesús mío,
cuya muerte sellara el hierro frío
con un punto y aparte en tu costado!

Fruto del árbol de la eterna vida
que sigue prodigándose a pedazos
en cada altar. Acógeme en tus brazos
que he de besarte herida por herida.

Al pie estoy de tu cruz, con sed de cielo,
de servirte de apóstol y testigo
que agradece tu sangre y tu dolor.

Mas si no tienes para mí un consuelo,
¡acéptame cual grano fiel de trigo
que aspira a la molienda de tu amor!

Jorge Antonio Doré
PoesíaHispana.com