Martirologio Romano (1956): 12 de Marzo

Martirologio Romano (1956)
12 de Marzo

SANTA FRANCISCA ROMANA, Viuda

  1. En Roma, san Gregorio I, Papa, Confesor y Doctor eximio de la Iglesia; el cual por sus esclarecidos hechos y por haber convertido los Ingleses a la fe de Cristo, es llamado Magno y apellidado Apóstol de Inglaterra.
  2. Allí mismo, el tránsito de san Inocencio I, Papa y Confesor. Su fiesta se celebra el 28 de Julio.
  3. En Roma igualmente, san Mamiliano, Mártir.
  4. En Nicomedia, los santos Egduno, Presbítero, y otros siete, que fueron ahogados, uno cada día, para infundir terror a los restantes.
  5. En el mismo lugar, el triunfo de san Pedro, Mártir que, siendo camarero del Emperador Diocleciano, y quejándose libremente de los atroces suplicios de los Mártires, por orden del mismo fue llevado a su presencia, y primeramente colgado y por mucho tiempo cruelísimamente azotado; luego, rociado el cuerpo con sal y vinagre, y, por último, asado a fuego lento en unas parrillas, y de esta suerte llegó a ser, en verdad, heredero de la fe y del nombre de Pedro.
  6. En Constantinopla, san Teófanes, el cual, habiéndose hecho, de muy rico, pobre Monje, por el culto de las sagradas Imágenes fue detenido por el impío León Armenio dos años en una cárcel, y, deportado de allí a Samotracia, donde murió consumido de trabajos, y resplandeció con muchos milagros.
  7. En Capua, san Bernardo, Obispo y Confesor.

Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.
R. Deo Gratias.

Martirologio Romano (1956): 11 de Marzo

Martirologio Romano (1956)
11 de Marzo

  1. En Cerdeña, san Eutimio, Obispo, que, por el culto de las sagradas Imágenes, de orden del Emperador Miguel Iconoclasta, fue desterrado, y, por último, en el imperio de Teófilo, bárbaramente azotado con nervios de buey, consumó el martirio.
  2. En Córdoba de España, san Eulogio, Presbítero y Mártir; el cual, en la persecución de los Sarracenos, por su preclara e intrépida confesión de Cristo, azotado y abofeteado, y, por fin, degollado, mereció ser agregado a los Mártires de aquella ciudad, cuyos gloriosos combates por la fe había emulado en sus escritos.
  3. En Cartago, los santos Mártires Heraclio y Zósimo.
  4. En Alejandría, el martirio de los santos Cándido, Pipenón y otros veinte.
  5. En Laodicea de Siria, los santos Mártires Trófimo y Talo; los cuales, en la persecución de Diocleciano, después de muchos y crueles tormentos, consiguieron las celestiales coronas.
  6. En Antioquía, la conmemoración de muchísimos santos Mártires, los cuales, por orden del Emperador Maximiano, puestos unos sobre parrillas candentes, no para que al punto muriesen, sino para que, asados poco a poco, padeciesen más, y otros atormentados con varios y cruelísimos suplicios, alcanzaron todos la palma del martirio.
  7. Asimismo, los santos Mártires Gorgonio y Firmo.
  8. En Jerusalén, san Sofronio, Obispo.
  9. En Milán, san Benito, Obispo.
  10. En territorio de Amiens, san Fermín, Abad.
  11. En Cartago, san Constantino, Confesor.
  12. En Babuco de los Hérnicos, san Pedro, Confesor, insigne por la gloria de sus milagros.

Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.
R. Deo Gratias.

Martirologio Romano (1956): 10 de Marzo

Martirologio Romano (1956)
10 de Marzo

CUARENTA MÁRTIRES DE SEBASTE

  1. Los Cuarenta santos Mártires, de cuyo triunfo se hizo mención el día de ayer.
  2. En Apamea de Frigia, el triunfo de los santos Mártires Cayo y Alejandro, los cuales (según escribe Apolinar, Obispo de Hierápolis, en su libro contra los herejes Catafrigas), en la persecución de Marco Antonino y Lucio Vero, fueron coronados de un glorioso martirio.
  3. En Persia, el triunfo de cuarenta y dos santos Mártires.
  4. En Corinto, los santos Mártires Codrato, Dionisio, Cipriano, Anecto, Pablo y Crescente, que en la persecución de Decio y Valeriano, de orden del Presidente Jasón, fueron pasados a cuchillo.
  5. En África, san Víctor, Mártir, en cuya solemnidad predicó san Agustín un sermón al pueblo.
  6. En Roma, san Simplicio, Papa y Confesor.
  7. En Jerusalén, san Macario, Obispo y Confesor, por cuya exhortación Constantino Magno y santa Elena su madre, purificaron los Santos Lugares y los ennoblecieron con sagradas Basílicas.
  8. En París, el tránsito de san Droctoveo, Abad, discípulo de san German Obispo.
  9. En el monasterio de Bobbio, san Átalas, Abad, esclarecido en milagros.

Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.
R. Deo Gratias.

Martirologio Romano (1956): 9 de Marzo

Martirologio Romano (1956)
9 de Marzo

SANTA FRANCISCA ROMANA, Viuda

  1. En Roma, santa Francisca, Viuda, célebre por la nobleza del linaje, santidad de vida y don de milagros.
  2. En Sebaste de Armenia, el triunfo de cuarenta santos soldados de Capadocia, que, imperando Licinio y presidiendo Agricolao, después de las cadenas y horribles cárceles, después que les hirieron con piedras los rostro, fueron condenados, en lo más crudo del invierno, a pasar la noche desnudos al raso, en un estanque helado, donde, ateridos de frío, se despedazaban los cuerpos; al fin, quebradas las piernas, consumaron el martirio. Eran, entre ellos, Cirión y Cándido los más ilustres; pero de todos ensalzan en sus escritos los esclarecidos triunfos san Basilio y otros Padres. La festividad de estos Mártires se celebra el día siguiente.
  3. En Nisa, el tránsito de san Gregorio, Obispo, hijo de los santos Basilio y Emmelia, y hermano de los santos Obispos Basilio Magno y Pedro de Sebaste, y de la Virgen Macrina; el cual, insigne en santidad y saber, por la defensa de la fe católica, en tiempo de Valente Emperador Arriano, fue arrojado de su ciudad.
  4. En Barcelona de España, san Paciano, Obispo, ilustre en santidad de vida y en la predicación; el cual, en la última vejez, cuando imperaba Teodosio, acabó su vida.
  5. En Bolonia, santa Catalina, Virgen, de la segunda Orden de san Francisco, ilustre en santidad de vida, cuyo cuerpo se venera con gran devoción en la misma ciudad.

Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.
R. Deo Gratias.

Martirologio Romano (1956): 8 de Marzo

Martirologio Romano (1956)
8 de Marzo

SAN JUAN DE DIOS, Confesor

  1. En Granada de España, san Juan de Dios, Confesor, que fue Fundador de la Orden de Hermanos Hospitalarios de los enfermos, e insigne por su misericordia con los pobres y por el desprecio de sí mismo; a quien el Sumo Pontífice León XIII declaró celestial Patrono de todos los hospitales y enfermos.
  2. En Nicomedia, san Quintilo, Obispo y Mártir.
  3. En África, los santos Mártires Cirilo, Obispo, Rogato, Félix, otro Rogato, Beata, Herenia, Felícitas, Urbano, Silvano y Mamilo.
  4. En Antinoo, ciudad de Egipto, el triunfo de los santos Mártires Apolonio, Diácono, y Filemón; los cuales, presos y llevados delante del Juez, como rehusasen constantemente sacrificar a los ídolos, horadados los calcañales, fueron bárbaramente arrastrados por la ciudad, y, por último, pasados a cuchillo, consumaron el martirio.
  5. En el mismo lugar, el martirio de los santos Ariano, Presidente, Teórico y otros tres, a quienes el Juez quitó la vida sumergiéndolos en el mar; pero sus cuerpos fueron, por ministerio de los delfines, sacados a la playa.
  6. En Cartago, san Poncio, que fue Diácono del Obispo san Cipriano, y, sufriendo con él el destierro hasta la muerte de éste, dejó un excelente libro de la vida y martirio del mismo, y glorificando siempre al Señor en sus padecimientos, mereció la corona de la vida.
  7. En Toledo de España, la feliz muerte de san Julián, Obispo y Confesor, en santidad y doctrina celebérrimo.
  8. En Inglaterra, san Félix, Obispo, que convirtió a la fe los Ingleses orientales.

Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.
R. Deo Gratias.

Martirologio Romano (1956): 7 de Marzo

Martirologio Romano (1956)
7 de Marzo

SANTO TOMÁS DE AQUINO, Confesor y Doctor de la Iglesia

  1. En Campania, en el monasterio de Fosanova, junto a Terracina, santo Tomás de Aquino, Confesor y Doctor de la Iglesia, de la Orden de Predicadores, ilustrísimo por la nobleza del linaje, santidad de vida y ciencia teológica; a quien el Papa León XIII declaró celestial Patrono de todas las Escuelas católicas.
  2. En Cartago, el triunfo de las santas Mártires Perpetua y Felícitas; hallábase ésta encinta, como dice san Agustín, y habiéndose, según las leyes, aguardado que diese a luz, en el parto sintió dolor, pero echada a las fieras se alegraba. Padecieron juntamente con ellas Sátiro, Saturnino, Revocato y Secúndulo; este último murió en la cárcel; los otros fueron arrojados a las fieras en el imperio de Severo, y muertos, por fin, con la espada. La fiesta de las santas Perpetua y Felicitas se celebra el día de ayer.
  3. En Cesarea de Palestina, el martirio de san Eubulo, que fue compañero de san Adrián, y dos días después de él, desgarrado por los leones y acabado con la espada, recibió el último de todos en aquella ciudad, la corona del martirio.
  4. En Nicomedia, san Teófilo, Obispo, que, por el culto de las sagradas Imágenes lanzado al destierro, acabó allí la vida.
  5. En Pelusio de Egipto, san Pablo, Obispo, el cual, por la misma causa, murió desterrado.
  6. En Brescia, san Gaudioso, Obispo y Confesor.
  7. En la Tebaida, san Pablo, por sobrenombre el Simple.
  8. En Florencia de Etruria, santa Teresa Margarita Redi, Virgen de la Orden de Carmelitas Descalzas, admirable por la pureza y sencillez de vida; a la cual el Papa Pío XI inscribió en el catálogo de las santas Vírgenes.

Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.
R. Deo Gratias.

Martirologio Romano (1956): 6 de Marzo

Martirologio Romano (1956)
6 de Marzo

  1. Las santas Perpetua y Felícitas, Mártires, que el día 7 de Marzo recibieron del señor la gloriosa corona del martirio.
  2. En Tortona, san Marciano, Obispo y Mártir; el cual, imperando Trajano, muerto por la gloria de Jesucristo, fue coronado.
  3. En Nicomedia, el triunfo de los santos Mártires Víctor y Victorino; los cuales, juntamente con Claudiano y con la mujer de éste, Bassa, fueron por tres años atormentados de muchas maneras, y, encerrados en una cárcel, acabaron allí el curso de su vida.
  4. En Chipre, san Conón, Mártir; el cual, imperando Pecio, después de taladrados los pies con clavos, obligándole a correr delante de una carroza, cayó de rodillas, y en la oración entregó su espíritu.
  5. En Siria, el suplicio de cuarenta y dos santos Mártires; los cuales presos en Amorio y conducidos a Siria, terminado allí su esclarecido combate, recibieron vencedores la palma del martirio.
  6. En Constantinopla, san Evagrio, que, en tiempo de Valente, elegido Obispo por los católicos y desterrado por aquel Emperador, Confesor pasó al Señor.
  7. En Bolonia, san Basilio, Obispo; el cual, consagrado por san Silvestre Papa, gobernó santísimamente con el ejemplo y la palabra la Iglesia que se le había encomendado.
  8. En Barcelona de España, san Olegario, primeramente Canónigo, después Obispo de aquella ciudad y por último Arzobispo de Tarragona.
  9. En Viterbo, santa Rosa, Virgen, de la tercera Orden de san Francisco.
  10. SANTA COLETA, Virgen

  11. En Gante de Flandes, santa Coleta, Virgen; la cual profesó primeramente la regla de la tercera Orden Franciscana; después, movida del Espíritu Santo, restituyó muchos conventos de Monjas de la segunda Orden a la primitiva observancia; y, adornada, de virtudes divinas, y resplandeciendo con innumerables milagros, fue canonizada por el Sumo Pontífice Pío VII.

Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.
R. Deo Gratias.

Martirologio Romano (1956): 5 de Marzo

Martirologio Romano (1956)
5 de Marzo

  1. En Antioquía, el nacimiento para el cielo de san Focas, Mártir, el cual, después de sufrir muchas injurias por el nombre del Redentor, consiguió tal triunfo de la antigua serpiente, cual lo declara a los pueblos el milagro que aun hoy dura, y es, que si alguien, mordido de serpiente, toca con fe la puerta de la Basílica del Mártir, arrojando al punto el mortífero veneno, queda sano.
  2. SAN ADRIANO, Mártir

  3. En Cesárea de Palestina, san Adrián, Mártir, que en la persecución de Diocleciano y de orden del Presidente Firmiliano, por la fe de Cristo, fue primero arrojado a un león, y degollado después, recibió la corona del martirio.
  4. El mismo día, el suplicio de los santos Mártires Eusebio Palatino y otros nueve.
  5. En Cesarea de Palestina, san Teófilo, Obispo; el cual, imperando Severo, resplandeció en sabiduría e integridad de vida.
  6. A orillas del Jordán, también en Palestina, san Gerásimo, Anacoreta y Abad, que floreción en tiempo del; Emperador Zenón.
  7. En Nápoles de Campania, la preciosa muerte de san Juan José de la Cruz, Sacerdote de la Orden de Menores y Confesor, que, emulando el fervor de los santos Francisco de Asís y Pedro de Alcántara, añadió nuevo lustre a la Orden Seráfica, y fue canonizado por el Papa Gregorio XVI.

Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.
R. Deo Gratias.

Martirologio Romano (1956): 4 de Marzo

Martirologio Romano (1956)
4 de Marzo

SAN CASIMIRO, Confesor

  1. En Vilna de Lituania, san Casimiro, Confesor, hijo del Rey Casimiro, al cual el Sumo Pontífice León X puso en el número de los Santos.
  2. En Roma, en la vía Apia, el triunfo de san Lucio I, Papa y Mártir; el cual, primeramente en la persecución de Valeriano fue condenado al destierro por la fe de Cristo; mas vuelto por disposición divina a su Iglesia, finalmente, después de haber trabajado muchísimo contra los Novacianos, consumó el martirio, siendo decapitado. San Cipriano le celebra con grandísimas alabanzas.
  3. En Nicomedia, san Adrián, Mártir, con otros veintitrés; todos ellos, por orden del Emperador Diocleciano, quebradas las piernas, consumaron el martirio. Sus reliquias fueron llevadas por los Cristianos y sepultadas con grande honor en Bizancio, de donde más tarde el cuerpo de san Adrián fue trasladado a Roma el 8 de Septiembre, día en que se celebra su fiesta principal.
  4. En Roma, en la vía Apia, novecientos santos Mártires, que fueron sepultados en el cementerio de santa Cecilia.
  5. En el Quersoneso, el martirio de los santos Obispos Basilio, Eugenio, Agatodoro, Elpidio, Eterio, Capitón, Efrén, Néstor y Arcadio.
  6. En el mismo día, san Cayo Palatino, a quien sumergieron en el mar, y otros veintisiete.
  7. Asimismo, el suplicio de los santos Arquelao, Cirilo y Focio.

Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.
R. Deo Gratias.

Martirologio Romano (1956): 3 de Marzo

Martirologio Romano (1956)
3 de Marzo

  1. En Cesarea de Palestina, los santos Mártires Marino, soldado, y Asterio, Senador, en la persecución del Valeriano. El primero, acusado por sus compañeros de ser Cristiano, y confesándolo en voz alta al Juez que se lo preguntaba, logró, siendo degollado, la corona del martirio. Asterio, porque envolvió en su propio manto el cuerpo del Mártir, separado de la cabeza, y lo llevaba sobre sus hombros, consiguió inmediatamente el honor que tributó al Mártir, hecho también él Mártir.
  2. En Calahorra de España, el triunfo de los santos hermanos Mártires Emeterio y Celedonio, los cuales, militando en el campamento junto a León, ciudad entonces de Galicia, cuando se levantó la tempestad de la persecución, por la confesión del nombre de Cristo, fueron llevados a Calahorra, donde vejados con muchos tormentos, fueron coronados con el martirio.
  3. El mismo día, el suplicio de los santos Mártires Félix, Lucíolo, Fortunato, Marcia y sus Compañeros.
  4. Asimismo, los santos soldados Cleónico, Eutropio y Basilisco, que en la persecución de Maximiano, siendo Presidente Asclepíades, triunfaron felizmente en el suplicio de la cruz.
  5. En Brescia, san Ticiano, Obispo y Confesor.
  6. SANTA CUNEGUNDA, Emperatriz de Alemania, Virgen y Viuda

  7. En Bamberga, santa Cunegunda, Emperatriz; la cual, casada con Enrique I, Emperador de Romanos, guardó perpetua virginidad con asentimiento del mismo, y, colmada de los méritos de sus buenas obras, acabó con santo fin, y después de muerta resplandeció en milagros.

Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.
R. Deo Gratias.